Madrid, 1.950.

January 29th, 2008 - No Responses

Por algún motivo que todavía desconozco, me sucede a menudo que gente ajena a mi, y circunstancialmente anónima, me habla. Puede que sea yo, lo admito, quien de alguna forma les invite a aproximarse y dirigirme unas palabras que en ocasiones se transforman en conversación. O puede que en realidad sea algo que le pase a todo el mundo. Lo cierto es que a veces estos encuentros se resuelven en situaciones curiosas.

Fue la pasada semana en Madrid cuando tuve el último de mis episodios curiosos. Íbamos en el metro camino del centro, algunos compañeros de trabajo y yo. A nuestro lado una señora. Es mayor, aunque parece en forma. Hay sitios libres esparcidos por el vagón, pero el compañero a mi izquierda le cede su asiento, por ser el que le quedaba más cercano.

Ella, muy digna, le agradece el ofrecimiento y se sienta.

- Ya se me notan los años, hija. Me lo dice con una media sonrisa que adivino pícara. La miro, sonriéndole abiertamiente. 

- Si se le notan para que la dejen sentar, no sale perdiendo. Es una mujer guapa. Lleva el pelo recogido en un moño bajo, algunos mechones le enmarcan el rostro. Los cabellos son oscuros pero se entreven bastantes canas.

- Tengo 78 años, ¿eh, bonita?. Me lo dice orgullosa, asintiendo lentamente, esperando mi reacción.

- ¡Quién lo diría! Mi sorpresa es sincera. Pues quien tuvo retuvo señora, que está usted muy bien.

- Y fui Miss Madrid. En 1950.

Me concedo la licencia de mirarla detenidamente. Tiene el aspecto de haber sido una mujer bella, y un porte algo altivo, de quien se sabe seguro de sí mismo. Los surcos de su cara delantan irremediablemente su edad, pero sus ojos, tremendamente expresivos, y sus rasgos armónicos,  le dan un aire juvenil que envuelve sus casi 80 años de vida.

El trayecto en su compañía es corto, se baja en la primera parada. Me mira mientra se levanta, elegante, dando medio giro a su cuerpo, y acompañando un leve movimiento de cabeza, me dice adiós. Quiero imaginármela haciendo ese mismo gesto en el Madrid de 1.950, y trasladándome a ese momento, me reafirmo en mi primera impresión. Debió ser una mujer muy bella, y a fe que a ojos como los míos, lo sigue siendo.

Bingo.

December 2nd, 2007 - One Response

Hoy he estado en el Bingo, por primera vez. Ha sido cañí y exótico.

Sólo hemos jugado 10 euros invitados, de los que no hemos obtenido beneficio en ninguno de los 5 cartones. Lo más aprovechable del ratito pasado allí ha sido observar el público “tipo” que puede asistir a estos locales. Todos muy auténticos, como salidos de una peli de cine negro. Las que más, las que trabajan allí.

Un escenario muy pensado, y un tanto lúgubre. El juego se desarrolla sin dejar nada al azar (a parte de la extracción de las bolas). Se juega a un ritmo rápido, ayudados por algo de tecnología.

Me ha llamado la atención que apenas se habla, sólo en ese lapso de tiempo entre que alguien canta bingo y se empieza un nuevo juego. Aunque por otra parte la gente expresa las emociones en voz alta. Cuando alguien canta línea y le ponen una banderola en la mesa con la L, expresan el desánimo por no haber sido ellos. Cuando el cartón se alarga y nadie canta bingo, se oyen murmullos – Debe estar al caer. Y cuando alguien canta el bingo, se levantan las cabezas, se mira la mesa afortunada que es banderillada con una B, y se apresuran a comprar un nuevo cartón.

No creo que vuelva en breve, pero ha sido menos dramático de lo que pudiera haber pensado.

Tessaout

November 29th, 2007 - One Response

Cuando conocí a Fer, me pareció una persona sorprendente, y consiguió no dejarme indiferente, aunque sé que ni siquiera se lo propuso. Bastan unas palabras con él para saber que no es sólo lo que ves, es mucho más.

La última de las que ha montado, esta. Un proyecto solidario, una aventura atrevida, lleno de ideas maduras y pensadas, lejos de ser una locura (aunque también) responde a sus inquietudes y a su gran cerebro y mayor corazón.

La primera iniciativa, este fin de semana (1 y 2 de diciembre): un mercadillo solitario en Lavapiés, Madrid. Me lo voy a perder por poco porque este viernes ya vuelvo a Barcelona. Aunque espero que este post ayude a que la montaña de arena se haga un poquito más grande.

Suerte, te la mereces.

Música, maestra.

November 4th, 2007 - 4 Responses

Este fin de semana he vuelto a abrir mi piano, después de varios meses. Y al abrirlo he encontrado, además de polvo, una sensación de bienestar y alivio que no consigo justificar.

Teclas de piano.

Tocar el piano fue, durante un tiempo, parte importante de mi vida. Tocaba día a día, estudiaba y mejoraba constantemente. Durante 8 años fui a clases dos veces por semana. Conseguí sacarme algunos exámenes con notas brillantes. Disfruté, y creo que hice disfrutar.

Pero en un momento determinado -y de eso hace ya 9 años- dejó de ser un alivio para convertirse en un suplicio. Había empezado la universidad, mi tiempo libre se redujo considerablemente, y la dificultad de las obras se iba incrementando. Iba a clase sin estudiar, las partituras no avanzaban, mis dedos no corrían. No conseguía motivarme, y lo dejé.

Durante estos 9 años me he sentado intermitentemente en la banqueta, donde guardo numerosas partituras. He mirado con nostalgia aquellas piezas que tanto me gustaban, y con ansia aquellas que compré y que nunca empecé. He tocado algunos días festivos, ante la insistencia de mis amigos o familiares: – Toca algo en el piano, Magda.

Y yo tocaba algo, pero cada vez sonaba peor.

En diciembre del año pasado, mi amiga Judith me invitó a su boda, y fué una invitación intencionada – Quiero que toques el piano cuando entre en la iglesia. No me lo pidió, me lo explicó. Ni que decir que me quedé helada. Pero nos conocemos desde hace 25 años, y toqué (Ballade pour Adeline). Y nos emocionamos las dos. Y yo le agradecí que ella confiara en mí para ese momento tan importante de su vida.

Este fin de semana he vuelto a abrir la banqueta. He tocado algunas piezas - Bach y Mozart- que había estudiado hasta hacerme cansina. Me he equivocado, he repetido, y ha sonado bastante mal. Pero he vuelto a disfrutar. He vuelto a encontrar aquello que me dió tanto durante mucho tiempo. Me ha sentado bien. Y curiosamente he preferido el cómo, al qué, tocar con poesía a sonar las notas correctas. Supongo que los años han hecho cambiar mi perspectiva de las cosas.

No sé cuánto durará el entusiasmo, pero de momento las partituras las he dejado a mano.

Los vecinos no van a estar contentos, pero yo, sí.

Algo está cambiando.

October 28th, 2007 - No Responses

Debo confesar que hasta ahora no me había preocupado por la problemática del cambio climático. Puede ser que sólo sea una campaña mediática la que está llevando a cabo Al Gore, pero lo cierto es que ha despertado una preocupación que desconocía que existía en mi.

El mundo

No cabe duda que se le está dando muchísimo soporte mediático, en todas las ediciones, de todos los informativos, de todas las cadenas. Pero cuando el río suena, agua lleva.

Algo está cambiando, muy lentamente, poco a poco, siglo tras siglo o incluso milenio tras milenio. Pero también día a día.

Por lo pronto yo he desenchufado el cargador del móvil, que hasta ahora permanecía ad eternum al lado del escritorio, y sólo lo enchufaré cuando sea necesario. Algo es algo.

Éste es sólo uno de los consejos que podemos y debemos seguir para frenar este cambio. Otros, en los siguientes links:

La zona cómoda.

October 27th, 2007 - 2 Responses

Esta semana he conocido un concepto nuevo que me ha hecho reflexionar: la zóna cómoda.

Es es estado de nuestra vida en que nos sentimos a gusto con nuestro entorno y nuestras actividades, una situación armoniosa y relajada en que sentimos que tenemos todo bajo control, y nada supone una dificultad.

¿Cómo de grande es esa zona cómoda? Hagamos un símil: imagina un circulo con cuatro cuadrantes (como la esfera de un reloj dividida en los cuartos). La primera sección son los conocimientos que puedes adquirir sobre una temática concreta. Tener esos conocimientos implica una serie de reflexiones. Cuando has reflexionado sobre los conocimientos, se plantea el momento de llevarlos a la práctica. Y la repetición de esa práctica te lleva a adquirir una nueva habilidad.

Como metáfora de la propia metáfora, imagina cuando aprendiste a conducir: primero atiendes la autoescuela, te dicen cuál pedal es cúal. (conocimientos). Te subes al coche por primera vez y tienes que asociar, ¿Este pedal era el de frenar o el de acelerar? (reflexiones). Cuando pones en marcha el motor, vacilas, pero te mueves (práctica). Y al cabo de las veces, acabas conduciendo (habilidad).

Se completa así el círculo, se define el área de tu zona cómoda. Y puedes decidir quedarte ahí toda la vida, al fin y al cabo ¡se está tan bien!

Pero, ¿qué pasa cuando se añade un nivel de dificultad, y aparece una nueva necesidad que afrontar? Tú decides si quieres intentar completar un nuevo círculo. Pero, ¡cuidado! El trayecto es inestable, tus pasos serán vacilantes, te sentirás débil e inseguro. No es para nada una situación agradable, estás en desventaja.

Puede ser que en tu travesía decidas abandonar y volver a tu zona cómoda.

Es una elección.

Pero si decides seguir adelante y coronar la cima de nuevo, ahí habrás hecho crecer más cosas de las que imaginas: tu nivel de autoconfianza, tu tamaño personal,  tu propia capacidad, tu zona cómoda. Después de una meta, llega otra, y cada vez tus sueños podrán ser mayores.

Es la otra elección.

¿Cuál es la tuya?

La vida en un geek.

October 27th, 2007 - No Responses

Después de salir en la tele, el siguiente paso en mi carrera en el mundo de la comunicación ha sido participar en un reportaje llevado a cabo por Victor Correal para Catalunya Ràdio.

Micrófono

El domingo pasado y durante unos 45 minutos Victor y yo estuvimos conversando en los estudios de Avda. Diagonal. Fue una charla agradable, muy distendida y animada en la que estuvimos hablando del mundo geek: sus ventajas, sus inconvientes, patrones de los geeks, gustos musicales, actividad diaria.

Hizo lo mismo con otros 5 geeks: David,  Ironic, Diego, Rafa y Jordi.

El resultado, este: un reportaje dinámico y bien pensado que se emitió el pasado jueves por Catalunya Ràdio.

Primeras reacciones. Llego al trabajo a las 8 de la mañana y vivo esta situación:

Compañero: – T’he sentit a la ràdio en un resum del reportatge!
Jefe: – Ai carai, jo no ho he sentit només he sentit una noia.
Compañero: – Si era la Magda!
Jefe: - Eres tu la que deia: “Sí, estic orgullosa de ser geek” ??
Jo: – Emmm… Si.
Tots: Riure.

Ha sido una experiencia muy interesante.

Idiomas y personas.

September 24th, 2007 - 3 Responses

Cada vez que viajo me doy cuenta de la importancia y la trascendencia de los idiomas, herramienta valiosa -aunque no única- para la comunicación de las personas. 

Una lengua común puede vincular de forma maravillosa a dos personas que en principio poseen lenguas distintas, tienen diferentes culturas, y orígenes dispares.

Estar en una tierra extraña, cuyo idioma no conoces, te puede hacer sentir pequeño, desorientado, marginado, inseguro y débil. Conocer una lengua maestra como el inglés, te hace perder un poco de esa desconfianza, sobre todo si eso te ocurre en un país como Bélgica, donde la mayoría de la población habla y domina la lengua inglesa.

Conocer una lengua te puede hacer amar un país, como me ocurrió a mi con Italia, en mis meses de Erasmus. A medida que iba mejorando mi italiano, pude conocer su gente, acercarme a su cultura, integrarme en su contexto, y aprender su historia y fundirme un poco en ese país tan deliciosamente apasionado, e inevitablemente, enamorarme. Ahora, cada vez que escucho hablar italiano, me vuelvo embobada, y lo disfruto.

Una lengua, es un arma. Recuerdo cuando visité a mi amiga Teresa en Würzburg, Alemania. Era su cumpleaños, y había organizado una fiesta en su casa. Todos eran alemanes, y no todos dispuestos a practicar su inglés conmigo. Yo no quería colapsar la atención de mi amiga, que tenía que atender a todos los invitados. Tuve la suerte de que asistiera una chica que chapurreaba más que hablaba el italiano, y ella me permitió no sentirme apartada en ese momento. Incluso pudimos jugar todos al Party, un juego esencialmente de comunicación, verbal gestual y escrita.

Ayer éramos cuatro personas en esta casa, y se oía cuatro idiomas: inglés, neerlandés, castellano y catalán. Y era fantástico como todos podíamos entendernos, y comunicarnos en un pupurrí harmonioso de palabras para finalmente reirnos en un idioma universal.

Bélgica.

September 15th, 2007 - One Response

La próxima semana, y durante 12 días exactos, estaré en Bélgica. Concretamente en la ciudad de Gante.

Los que no conozcáis esta ciudad, deciros que es una de las más bonitas que he visitado, y ya he conocido unas cuantas en mis periplos europeos. Compite con Brujas, que aunque se lleva la mayor parte de la fama, no es más merecida que la que se debe ganar Gante con su encanto principesco de cuento de hadas. Os recomiendo que no dejéis de visitarla. Aprovecho para sugeriros un bed&breakfast encantador en el que me alojé cuando estuve por allí hace ya 4 años, el AtlasB&B.

Vista de Gante

 Si os preguntáis qué se me ha perdido allí, pues la respuesta es que mucho. Ingrid y Bram se han trasladado a este frío país por un tiempo. No se pueden pedir explicaciones a ello, yo también soy un culo inquieto, y cuando te ataca el frenesí de moverte o le haces caso o acabas por deteriorarte en el estancamiento.

Me apetece mucho ir a verlos y abrazarlos, frikear, emborracharnos con mojitos, frikear un poco más, reirnos, abrazarnos otra vez y volvernos a emborrachar. O simplemente, estar.

Serán unos días bonitos y movidos. Os cuento a la vuelta.

Salgo en la tele.

August 7th, 2007 - One Response

Hoy he vivido una experiencia muy curiosa: me han grabado para un programa de TV3 (la televisión catalana).

El motivo era un reportaje sobre la política de contratación de mi empresa (raona), en la que alguien si recomienda a una persona, y esa persona es incorporada a la plantilla, la persona que la recomendó recibe dinero después de unos meses de permanencia. Y no hablamos de poco: hasta 4.000 euros por algunos perfiles.

En este caso yo fui la recomendada. Debo decir que al principio de la entrevista no estaba nada nerviosa, pero me he ido poniendo poco a poco (han sido unos 2 o 3 minutos de grabación). Espero que con la post-producción no se note mucho.

Ya os informaré del día que se emite.

Fichada.

August 4th, 2007 - 2 Responses

Fichada.

- ¡Que viene una niña!

August 3rd, 2007 - One Response

Salía del vestuario del gimnasio hacia el aula de spinning. En el pasillo paso por delante de vestuario masculino, y según me voy acercando veo y oigo a unos niños montando escándalo y haciendo jaleo.

Se oye:

- ¡Que viene una niña!

Los veo que se revolucionan y se dispersan. Entonces descubro a la pobre víctima y causa del alboroto: un niño canijillo de 7 o 8 años, recién salido de la piscina y empapado de arriba abajo, que intentaba enrollarse en una toalla que le arrastraba por todas partes. Sus compis le habían dejado sin bañador.

Entonces caigo en la cuenta. “Una niña” han dicho. No hay nadie más en el pasillo así que… debo ser yo.

Y fui a montarme en la bici con una sonrisa de oreja a oreja.

Andalucía.

August 3rd, 2007 - No Responses

Aunque dejé mis relatos de la crónica de Madrid totalmente abandonados (me ha sorprendido ver que ya casi hace dos meses de ellos) tengo que decir que mi estancia continuó y terminó especialmente bien. Guardo muy bonitos recuerdos de ella y algo más que espero no perder.

 Mi siguiente viaje ha sido totalmente distinto: 9 días por el sur de españa, concretamente Sevilla, Granada y Córdoba (*). Tres grandes ciudades, todas bellas, todas distintas y todas calurosas.

Cuando volví de Madrid pensé en hacer un post sobre las diferencias entre Madrid y Barcelona. Como espero volver allí en breve, recopilaré más información e intentaré redactar algo que suene coherente. Del mismo modo, al regresar de mi viaje del sur me atacó otra idea: un post sobre las diferencias entre Sevilla y Granada. No es que menosprecie la bonita Córdoba, pero por tamaño y repercusión, se queda algo relegada de esta comparación.

Si bien Sevilla gana en fama, salud y dinero, y es difícil hacerle sombra a la Giralda, Granada es una firme rival, que compite en belleza, orden y diversión.

Sevilla es explícita. Granada es misteriosa.

Sevilla es rotunda. Granada se hace la remolona.

Sevilla es blanca. Granada es color crema.

Sevilla es de contrastes. Granada es una amalgama.

Sevilla es pija. Granada es bohemia.

Sevilla tiene prisa. Granada es paciente.

Sevilla te enamora. Granada te conquista.

Es difícil tener que escoger entre estos dos lugares. Recomiendo que no dejéis de visitarlas, eso sí, prohibido en verano. El sofoncante calor no te permite disfrutar el 100% de estas dos perlas.

Como muestra, un botón.

(*) Gracias a Marta, por muchas cosas, y por conducir 600km.

Crónica de Madrid: Día 2.

June 12th, 2007 - No Responses

Siguiendo con la línea positiva, el martes ha sido completito.

Llevo bien lo de levantarme a las 7, teniendo en cuenta que habitualmente me levanto a las 6, aunque esta cama se me hace un poco extraña y no descanso cuanto quisiera.

El curso es bastante intenso. Los ejercicios ya no son tan triviales, y es un reto cada vez mayor el conseguir superarlos. Por suerte hay motivación.

Directamente desde el curso nos vamos en coche a Las Ventas. La verdad es que suena tan mítico lo de “Concierto en Las Ventas” que estoy hasta emocionada. Llegamos pronto así que hacemos tiempo tomando algo fresco en la calle Alcalá, tratando de aliviar el calor madrileño.

Cuatro acompañantes: Miguel y Rob (los profes), Benjamin (danés) y María (una ingeniera simpatiquísima de Madrid, enamorada de Barcelona).

Tres grupos: Kasabian, The Killers y Smashing Pumpkins. La verdad es que fue un buen concierto. Disfruté más en el de Smashing, estábamos mejor situados, y el sonido era notablemente mejor. Rob, el profe, que es casi como un marine, evitó que en el clímax de las canciones la multitud me aplastara. Se lo debo agradecer.

Al final salimos pasadas las dos, y el reto fue conseguir un taxi. Doy fe que es tremendamente complicado. Finalmente a las 3 menos cuarto conseguimos uno habiendo caminado bastante. Llegamos al hotel pasadas las 3.

Duro, teniendo en cuenta que a las 7 sonaba el despertador. Pero ha merecido la pena.

Crónica de Madrid: Día 1.

June 11th, 2007 - No Responses

El día ha empezado temprano.

Antes de las 7 ya cogía un taxi hacia Pozuelo. En mi habitual costumbre de charlar con el taxista, he tenido un agradable viaje de unos 20 minutos, con poco tráfico. He vuelto a comprobar que los taxistas madrileños tienen un estilo peculiar y común de conducción que transmite poco menos que inseguridad. Dudo si bautizarlo como pericia o temeridad.

El hotel (AC de 4 estrellas) es un edificio serio pero muy confortable de dos plantas situado en el mismo polígono que las oficinas de Microsoft, en el recinto llamado La Finca. Mi habitación está situada al final de la segunda planta, y tiene todos los lujos necesarios para asegurar una cómoda estancia.

Ante el duro día que me esperaba, he deshecho las maletas y he bajado a desayunar a la misma cafetería del hotel. Ni qué decir tiene que el bufet estaba a la altura de la categoría. Debido a la temprana hora he sido la única comensal, y debo confesar que la insistente observación del único camarero ha conseguido inquietarme.

Llego antes de lo previsto a las oficinas donde se imparte el curso. Los dos profesores (Rob, de Seattle y Miguel, de Madrid) ya están allí. Me presento. Me caen bien al instante, así que preveo que será un curso agradable e interesante.

Aunque el horario ha sido intenso (de 8.30 a 18.30 con un par de pausas para desayunar y comer, en la que Rob ha guitarreado en el Guitar Hero de una de las varias xbox que hay en el vestíbulo), lo he sobrellevado con bastante aplomo hasta el final. Después de la autoformación a la que estamos acostumbrados los informáticos, se agradece que alguien te explique las cosas con claridad y vale la pena aprovechar. Así como vale la pena aprovechar la oportunidad de ir con Rob y Miguel al concierto de Smashing Pumpkins, que actuan el festival Pepe World de Madrid mañana martes.

Después de clase, un buen capuccino en el Starbucks, con una grata compañía, me han dejado un buen sabor de boca, y no sólo ha sido el café. Más puntos positivos a mi visita.

Ya de vuelta en el hotel un poco de ejercicio: media horita de footing en el gimnasio. Me ha sentado de maravilla. Después de las llamadas telefónicas indispensables e imprescindibles (mis niñas, mis niños, mi mamá y mi jefe), me he puesto en modo de bajo consumo. Duchita, cena en la habitación y un rato de Internet y televisión.

Mañana, más.

Crónica de Madrid: Día 0.

June 10th, 2007 - No Responses

Hoy empieza mi aventura madrileña.

Por varios motivos, decidí desplazarme hasta Madrid en tren, así que mientras escribo estas líneas me voy acercando a la capital, y a mi derecha pasa acelerado el seco paisaje de las tierras de Tarragona.

En esta primera hora transcurrida desde mi partida, aunque sin contratiempos, ya he detectado mi mismo error de siempre. Algo que inevitablemente hago mal en la programación de mis viajes, el exceso de equipaje. Debería seguir los consejos de mi tío – “Lleva el doble de dinero y la mitad de maletas”, pero frente a la maleta soy incapaz de diferenciar lo adecuado de lo que no lo es, y acabo sobre saturada de bártulos dudosamente necesarios. Por suerte me encuentro en forma y subir la maleta hasta su repisa no ha supuesto mayor esfuerzo que un buen impulso.

El tren es directo a Madrid. Mi compañero de viaje resulta ser un alto mocetón sueco, agradable pero poco hablador así que en mi trayecto decido dormitar, leer y mirar el paisaje. Los días alargan ya así que cuando llegamos a la capital todavía hay mucha luz.

El hostal es un lugar cómodo y limpio, sin lujos, muy cercano a la estación de tren, al cual llegué a pie por la calle Atocha. Me gusta ya reconocer partes de la ciudad (paso por el Museo Reina Sofía en mi camino). Me instalo y poco tiempo de más.

Mañana será un duro día.

100.000 veces al día.

June 10th, 2007 - No Responses

Cada día, 100.000 veces. Una vez inexorablemente seguida de otra, en iguales intervalos de tiempo. Imparable cada golpe. La mayoría idénticos, pero afortunadamente algunos diferentes.

El corazón te late 100.000 veces al día, todos los días de tu vida, hasta el último instante en que mueres. Cada latido es idéntico al anterior, y te pasan desapercibidos.

Sólo tomo constancia si ese ritmo constante se acelera. Cuando te encuentro en cualquier parte, sin haberte esperado, si me rozas y me provocas, si te beso cerrando los ojos, y todavía hoy me parece que cada beso es el primero, si me susurras, si huelo tu cuerpo, y oigo tu voz, y escucho tu alma, si me dices que me quieres.

Late más fuerte, más deprisa, más veces por minuto, y todo a mi alrededor me parece que va más rápido, se acelera el ritmo, se multiplica el ciclo.

Cuando eso me pasa, soy capaz de medir cuánto me importas.

De tapas.

June 9th, 2007 - No Responses

Vino tinto Ayer tuve la suerte de disfrutar de una gran noche de vino y tapeo por el Born.

Descubrí gratamente que, aunque sin poder compararse a la tradición de muchas regiones españolas, Barcelona te ofrece también la posibilidad de disfrutar de este conocido ritual gastronómico. A un precio más elevado, eso sí, pero bien pagado.

Quesito, jamón, secallona, croquetas, y montaditos varios. Tres o cuatro tipos de vinos – todos tintos – a través de varios locales del Born.  Confieso que nos costó elegir entre una lista de más de 400 que ofrecen en La Vinya del Senyor, un must para los amantes del vino.

Ambientazo, gente joven, gente guapa, gente sana, las calles llenas. Mucho ruido. El vino y nuestra compañía generó calores, emociones y muchas risas.

Confío en que repetiremos pronto.

Huevos debatidos.

June 7th, 2007 - No Responses

Huevos.

Darles vueltas, menear, remover, un poco de sal, agitar, repetir, vuelta a empezar, vuelta al principio, vuelta a lo mismo.

Y seguir sin entender nada.

Camino de Madrid.

June 6th, 2007 - No Responses

La semana que viene estaré en Madrid recibiendo un curso de BizTalk en las oficinas de Microsoft.

Me pasaré 5 días compartiendo aula con unos cuantos frikis (entre los que me incluyo). Sola, en una ciudad que me encanta y de la que guardo agridulces recuerdos de mi última visita.

Dado que básicamente me he dedicado al turismo en mis visitas a la capital, esta vez he decidido potenciar dos vertientes: el shopping y el copeo.

Para lo primero no me hace falta acompañante, así que ya me agenciaré unas buenas guías y la Master Card. Y para lo segundo he empezado a solicitar contactos. Los primeros sondeos han dado como resultado algo que parece interesante.

Os mantendré informados.

Nueva inquilina (o Made in Taiwan)

June 4th, 2007 - One Response

Después de más tiempo del que me hubiera gustado, tenemos nueva inquilina. Aunque no la conozco personalmente, hemos mantenido unas cuantas conversaciones telefónicas y me gustado. Parece inteligente, es educada y comunicativa, y espero poder conversar con ella próximamente. Me gusta conocer a la gente que ocupa mi piso. Por ahora lo poco que sé es que es de Taiwan, su nombre en español es Rosa (imposible entender por teléfono su nombre original) y estará aquí varios meses, entre estudiando y trabajando. Se instala mañana.

Seguimos con lo oriental, ya que la hemos aceptado entre varias candidatas, después de una experiencia regular con un chico chino. Con ella tengo buenas expectativas, y ahora espero sinceramente que congenie con los dos estudiantes italianos.

Y ahora mi preocupación está en que probablemente la batalla por encontrar quien ocupe la habitación se repetirá en breve, ya que uno de los dos chicos italianos me ha avisado que es probable que deje el piso en julio. Ya tiemblo.

www.magda.es

May 29th, 2007 - No Responses

Hace un tiempo aproveché una promoción de Nominalia en la que ofrecían registro gratuito de dominios .es y registré www.magda.es

¿Dónde estaba el truco? No te ofrecían la posibilidad de redirigir ese dominio o gestionar las dns sin realizar el pago del servicio. Mucho menos te ofrecían un servicio de hosting o e-mail gratuito.

Unos meses después, cuando casi tenía olvidado ese registro, me llega un e-mail del proveedor dónde me anuncian que a partir de ahora, y sin ningún coste, se ofrecen una serie de servicios para los dominios registrados. Incluyen entre otras cosas la posibilidad de redirigir el dominio, buzón de e-mail, acceso ftp, espacio web ilimitado, 3GB de tráfico mensual y, lo que más me ha llamado la atención, 50 euros de publicidad en Google.

Aunque no tengo nada que publicitar, de momento, lo tendré en cuenta para un futuro, más o menos cercano.