Sumando recuerdos.

Nos quedaron por vivir muchas cosas, todos esos momentos que imagino cada día, y ya no sé en qué lugar ponerlos. Casi no me queda sitio para nada más. Todo el espacio lo ocupan tus recuerdos y ninguno lo puedo borrar.

Mi cabeza está llena de memorias de historias, desordenadas y enredadas unas con otras, tantas veces han sonado en mi cabeza y se han mezclado con mis deseos que algunas ya no puedo diferenciar si son ficción o son realidad.

Casi no queda ya lugar en mí para imaginar día a día cómo sería este escenario contigo, y fantasear con cómo sería mi vida con tu forma de inspirarme y tus maneras de quererme. Continúo mi historia sumando tus recuerdos.

Sin tu presencia y tus palabras, los uso para fabricar todo eso que nos quedó pendiente. Recuerdos que me cogen de la mano cuando voy lenta, me frenan cuando voy demasiado rápida y me abrazan para decirme “estoy aquí”. Y ya hace 8 años.

Te fuiste, y aunque quedan menos lágrimas, todavía, de vez en cuando, me resbalo en los charcos que dejaron por ti.


S.T., 70′s.

One Response

  1. Nadie se va del todo mientras quede alguien para recordarle.

    Sólo quería dejarte un abrazo muy, muy fuerte por aquí.

    Santi - September 27th, 2010 at 10:48 am

Deja tu comentario

Nota: La primera vez que escribas un comentario tardará un poco en aparecer.