- ¡Que viene una niña!

Salía del vestuario del gimnasio hacia el aula de spinning. En el pasillo paso por delante de vestuario masculino, y según me voy acercando veo y oigo a unos niños montando escándalo y haciendo jaleo.

Se oye:

- ¡Que viene una niña!

Los veo que se revolucionan y se dispersan. Entonces descubro a la pobre víctima y causa del alboroto: un niño canijillo de 7 o 8 años, recién salido de la piscina y empapado de arriba abajo, que intentaba enrollarse en una toalla que le arrastraba por todas partes. Sus compis le habían dejado sin bañador.

Entonces caigo en la cuenta. “Una niña” han dicho. No hay nadie más en el pasillo así que… debo ser yo.

Y fui a montarme en la bici con una sonrisa de oreja a oreja.

One Response

  1. Jajaja… pobre niño!!!

    encima salido recien de la pileta…

    Me recuerda a un capitulo de Seinfeld, en el cual a Constanza le sucede lo mismo y comienza a gritar:
    “I was in the pool!! I was in the pool” (Estaba en la pileta!!, Estaba en la pileta!!)

    jaja

    Ironic - October 26th, 2007 at 10:16 am

Deja tu comentario

Nota: La primera vez que escribas un comentario tardará un poco en aparecer.